Ordenó el obispo tres nuevos diáconos permanentes para la diócesis

Ordenó el obispo tres nuevos diáconos permanentes para la diócesis

 
En el día de San Lorenzo, diácono y mártir, y en la catedral Nuestra Señora de la Paz, el obispo diocesano, monseñor Jorge Lugones SJ, ordenó esta noche tres diáconos permanentes: Miguel Ángel Barrios, Luis Alberto Andrade y José Esteban Fuccenecco.

Inicio de la misa...

De este modo, en la misa concelebrada por los obispos auxiliares, monseñor Jorge Torres Carbonell y monseñor Jorge García Cuerva, y los sacerdotes presentes, los tres acólitos recibieron el sacramento del Orden Sagrado en el grado de diaconado.

La postración, uno de los ritos principales

“El diácono permanente es un hombre al servicio del encuentro”, dijo monseñor Lugones en la homilía. “Sirvan con alegría, con paciencia, especialmente en el encuentro con los más pobres”, instó a los flamantes ordenados.

Texto completo de la homilía

Formados en la Escuela de Ministerios e Instituto del Diaconado Permanente “Nuestra Señora de la Paz”, Barrios es de la parroquia Nuestra Señora de Luján (Longchamps), en tanto Andrade y Fuccenecco son de la comunidad parroquial de Sagrado Corazón de Jesús (Lomas de Zamora).

Revestimiento: ya son diáconos permanentes 

Junto a familiares, amigos y fieles de las respectivas comunidades, numerosos diáconos permanentes de las parroquias de la diócesis participaron de la celebración. Barrios, Andrade y Fuccenecco se suman ahora a la lista de ministros del altar que colaboran con los sacerdotes en las tareas pastorales.

Todas las fotos de la misa de ordenación

Ordenaciones diaconales 2018