Mensaje a la diócesis ante “la dificultad grave de ver a nuestros queridos fieles privados de la Eucaristía”

Mensaje a la diócesis ante “la dificultad grave de ver a nuestros queridos fieles privados de la Eucaristía”



En un mensaje a la diócesis de Lomas de Zamora, el obispo diocesano, monseñor Jorge Lugones SJ, los obispos auxiliares y el vicario general, valoraron que en el contexto de la pandemia “la centralidad de Cristo en nuestras vidas está vigente” y que “esta realidad nos ha hecho vivir como un signo de los tiempos”, al tiempo que reconocieron que “nos encontramos con la dificultad grave de ver a nuestros queridos fieles privados de la Eucaristía, previendo que la situación pueda prolongarse. Les pedimos un poco más de paciencia y templanza para vivir a ritmo de lo que se nos propone en el aislamiento, no nos dejemos ganar por la ansiedad”.

Monseñor Lugones, los obispos auxiliares Jorge Torres Carbonell e Ignacio Medina, y el vicario general, Hugo Barrios, sostuvieron que “en el camino que venimos transitando, en estas largas semanas de la cuarentena, fuimos  descubriendo e incorporando nuevas rutinas que nos esforzamos en seguir de manera que las jornadas tan ‘iguales’ no nos hicieran caer en el hastío”. “Compartir las celebraciones en casa a través de las redes nos ayudó a revalorizar el encuentro y replantearnos algunas cuestiones desde la fe y la esperanza… aunque a esta altura de los acontecimientos, es inevitable caer en la incertidumbre de las preguntas que aún no tienen respuesta, por ejemplo: ¿Cuándo volveremos a la normalidad? ¿Cuándo podremos celebrar comunitariamente la eucaristía?”, plantearon.

Destacaron que “en este contexto es interesante ver cómo, simultáneamente al aislamiento, se fueron generando actividades para ayudar a los que necesitan” y señalaron que “nos ayudará también el aporte de los nuevos voluntarios domiciliarios que desde esta realidad de `cuidarnos todos´, permite salir, llegar y estar en los hogares que más asistencia requieren”.

Y adelantaron también la nueva fecha de la misa crismal, la postergación de la peregrinación diocesana a Luján, la propuesta no obstante para vivirla, y el recordatorio para las comunidades que en este 2020 se celebra el “Año Mariano Nacional”.

Mensaje completo a la diócesis

Adjuntos:
Descargar este archivo (Como seguimos.pdf)Como seguimos.pdf[ ]199 kB

Gracias por valorar Eclesia