En el Viernes Santo, la Iglesia imploró por el fin de la pandemia del coronavirus

En el Viernes Santo, la Iglesia imploró por el fin de la pandemia del coronavirus


En conmemoración de la solemnidad de la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo, el obispo de la diócesis de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones SJ, presidió hoy, Viernes Santo, los Oficios de la Pasión y la adoración de la cruz.

Desde la capilla del colegio San José (Burzaco), monseñor Lugones ofició la celebración propia de este día que se inició con la postración en el suelo como signo claro de “humildad, penitencia y súplica ante Dios”.

Adoración de la cruz

En la Oración universal, entre varias intenciones, el obispo imploró: “Dios de misericordia, singular protector de la enfermedad humana, mira compasivo la aflicción de tus hijas e hijos que padecen esta pandemia, alivia el dolor de los enfermos, da fuerza a quienes los cuidan, acoge en tu paz a los que han muerto y, mientras dura esta tribulación, haz que todos puedan encontrar alivio en tu misericordia. Por Jesucristo, Nuestro Señor”.

Súplica especial por el fin de la pandemia 

Celebración completa de la Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo

Rezá el Vía Crucis propuesto y meditado por el obispo (mañana, la última estación)

Misa de la Cena del Señor
En la noche del Jueves Santo, monseñor Lugones presidió la Misa de la Cena del Señor, que evocó el día de la Institución de la Eucaristía y del sacerdocio.

Aunque la celebración no pudo salir al aire por problemas con el streaming, una de las intenciones principales, además de rezar por los sacerdotes de la Iglesia diocesana, fue pedir por la salud del obispo de San Martín, monseñor Miguel Angel D`Annibale.

 

* Foto principal: archivo de Eclesia


Gracias por valorar Eclesia