Monseñor Medina, nuevo obispo auxiliar: “Rezo para servir a la diócesis, tomados de nuestra Madre, Nuestra Señora de la Paz”

Monseñor Medina, nuevo obispo auxiliar: “Rezo para servir a la diócesis, tomados de nuestra Madre, Nuestra Señora de la Paz”

 
El obispo auxiliar electo de la diócesis de Lomas de Zamora, monseñor Ignacio Damián Medina, señaló -tras conocerse esta mañana su designación por parte del papa Francisco- que reza “para servir al Pueblo de Dios y la diócesis, tomados de nuestra Madre, Nuestra Señora de la Paz”.

Por su parte, el obispo diocesano, monseñor Jorge Lugones SJ, manifestó que “estamos muy contentos con la designación de monseñor Ignacio Damián como obispo auxiliar”.

“Tomo con mucha humildad este nombramiento”, dijo el flamante obispo auxiliar electo que hoy, justamente, celebra 25 años de su ordenación sacerdotal, “y rezo para que pueda servir de la mejor manera a la diócesis de Lomas de Zamora”.

“Agradezco a monseñor Lugones y monseñor Torres Carbonell que me reciban. Rezo para servir al Pueblo de Dios y la diócesis, tomados de nuestra Madre, Nuestra Señora de la Paz”, completó.

Monseñor Lugones, en tanto, dio el anuncio de un nuevo obispo auxiliar para la diócesis en la misa que esta mañana celebró con los representantes legales y directivos de los colegios por el cierre del año lectivo, y pidió “que Dios bendiga la tarea del nuevo obispo”.

Más tarde, en diálogo con Eclesia, contó que Medina “es provinciano como yo, de Tandil, bonaerense, joven, de 52 años” y deseó “que sea una ayuda importante para nuestra extensa y populosa diócesis; oramos y rezamos juntos por él y su ministerio”.

Nota completa con el nuevo obispo auxiliar en la edición de diciembre de Eclesia.

Con esta designación, la diócesis de Lomas de Zamora tiene ahora dos obispos auxiliares: monseñor Jorge Martín Torres Carbonell y desde hoy, monseñor Medina; ambos secundarán la tarea del titular diocesano, monseñor Lugones. Su ordenación e inicio de ministerio en la diócesis se anunciará oportunamente.

Monseñor Medina -hasta hoy párroco del Niño Jesús, en el barrio porteño de Villa Lugano- viene de la arquidiócesis de Buenos Aires. El 26 de noviembre de 1994 fue ordenado sacerdote por el cardenal Antonio Quarracino, arzobispo de Buenos Aires, en una celebración realizada frente a la catedral metropolitana, al aire libre, junto con otros 15 compañeros. La celebración eucarística fue concelebrada por los seis obispos auxiliares de Buenos Aires, entre ellos, el entonces monseñor Jorge Bergoglio.-

 

* Foto: Fb. de la parroquia Niño Jesús.