Rezó la diócesis por el padre Sergio Medina a un año de su muerte

Rezó la diócesis por el padre Sergio Medina a un año de su muerte


Con un responso en el cementerio sacerdotal de la casa de ejercicios “Nuestra Señora de Guadalupe” (Luis Guillón) y sendas misas en Inmaculada Concepción (Burzaco) y Nuestra Señora de Luján (El Jaguel), la diócesis evocó hoy el primer aniversario de la muerte del presbítero Sergio Medina.

El obispo auxiliar de la diócesis, monseñor Jorge Torres Carbonell, ofició esta mañana el responso en el cementerio sacerdotal donde descansan los restos del padre Medina, y por la tarde presidió la misa en la comunidad de Luján de El Jaguel, en la cual el sacerdote homenajeado fue su primer párroco.

Por su parte, el rector del Seminario “De la Santa Cruz”, presbítero Daniel Bossio, presidió hace instantes una misa en Inmaculada Concepción (Burzaco), la última comunidad de Medina como párroco.

Postales de la misa en Burzaco

En la homilía, el presbítero Oscar Garay, párroco de Medalla Milagrosa (Adrogué), dijo que “nuestra vida es un itinerario por el cual Dios va conduciendo, donde nos encontramos con los otros”, y hoy se evoca al “gran amigo, gran sacerdote (…) celebrando la vida en definitiva, en la vida en aquello que el padre Sergio supo dar”.

Garay destacó los “33 años de conocimiento y de amistad con Gustavo” y manifestó que el próximo 15 de agosto cumplirá 25 años de sacerdocio, aniversario que también hubiese cumplido el padre Medina, ya que ambos fueron ordenados juntos.

Misas en Burzaco y El Jaguel

“Cada uno tiene una historia personal con él”, señaló Garay. “Hace un año todos vivimos un adios con dolor, con desconcierto, a todos nos dolió su muerte, pero confiamos en la plenitud de la Vida que nos da el Señor. Que esto nos lleve a la esperanza para seguir caminando y amando. Que el dolor no clausure la vida y lo mejor que cada uno puede dar, ya que estamos llamados a cuidar lo que Gustavo nos enseñó”.

Cómo recuerdan los sacerdotes de la diócesis al padre Sergio Medina. 
En la edición de julio de Eclesia, los presbíteros Oscar Garay y Daniel Bossio evocan al sacerdote y amigo.