Se viene la misión de los seminaristas en el Cottolengo “Don Orione”

Se viene la misión de los seminaristas en el Cottolengo “Don Orione”

 
El cottolengo “Don Orione” y el Hogar de Cristo que atiende y acompaña a jóvenes con problemas de adicciones, ambas comunidades de Claypole, serán los lugares de misión de los seminaristas de la diócesis de Lomas de Zamora, que los jóvenes que se forman en el Seminario “De la Santa Cruz” realizarán del 22 al 27 de julio.

Acompañados por el rector, presbítero Daniel Bossio, y el formador, presbítero Andrés Vallejos, los seminaristas conocerán (o aquellos que la conocen, se acercarán a) la realidad de una de las obras de misericordia más significativas de la Iglesia diocesana: el cottolengo “Don Orione”; compartirán las jornadas con los internados y voluntarios del mismo, y habrá, desde ya, celebraciones de la Palabra, de sacramentos y misas. En este marco, vivirán una jornada en el Hogar de Cristo “Don Orione”, un centro barrial para la atención y el acompañamiento comunitario de jóvenes en situaciones de consumo problemático de sustancia y vulnerabilidad social.

El año pasado, los seminaristas misionaron en el Barrio “El Canario” (Burzaco); previamente, en el 2017, hicieron lo propio en la cárcel provincial Nº 40 de Lomas de Zamora, el Centro de Recepción de Menores, en Banfield, y la comunidad terapéutica “El Palomar”; en el asentamiento conocido como “Campo Tongui” (2016) y en el hospital “Arturo Oñativia” (2015).

La “misión de invierno” ya forma parte de una de las tradiciones del Seminario, donde los seminaristas -aprovechando el receso en la formación teológica y filosófica- dedican una semana al enriquecimiento personal y eclesial.  

Desde el Seminario, el rector invitó a la diócesis a rezar por la misión y, especialmente, a los jóvenes a sumarse, participar y acompañar a los seminaristas durante estos días.