• Home
  • Diocesanas
  • “No podemos dejar de rezar por la paz” en Ucrania, pidió el obispo en la misa del Miércoles de Ceniza

“No podemos dejar de rezar por la paz” en Ucrania, pidió el obispo en la misa del Miércoles de Ceniza

El obispo de la diócesis de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones SJ, dio inicio esta noche al tiempo de la Cuaresma, al presidir la misa del Miércoles de Ceniza en la catedral Nuestra Señora de la Paz.

  • 02 Marzo 2022
  • Visto 865

El obispo de la diócesis de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones SJ, dio inicio esta noche al tiempo de la Cuaresma, al presidir la misa del Miércoles de Ceniza en la catedral Nuestra Señora de la Paz.

En la celebración, el obispo llevó a cabo, como es tradición, el rito de la bendición e imposición de las cenizas en los fieles.

Misa completa

En su homilía -donde monseñor Lugones compartió y explicó el mensaje de Cuaresma del papa Francisco- destacó que “iniciamos este camino penitencial hacia la celebración más importante de la vida cristiana, la Pascua del Señor, la muerte y resurrección de Jesús que nos ha salvado”.

La Cuaresma, dijo, “es un tiempo favorable, un tiempo de auxilio, que hay que valorar y no dejar pasar, un tiempo de gracia, un tiempo benigno para sacar provecho", donde "se nos propone un tiempo de acción interior y de reacción hacia el bien común”.

Ver fotos en Fb

En relación a la Jornada de Oración y Ayuno por la Paz convocada para hoy por el papa Francisco para pedir por la paz en Ucrania, el obispo expresó: “No podemos dejar de rezar por la paz, en este templo que fue erigido, pedido y construido para la paz entre los argentinos, y desde su piedra fundamental en 1860 el pueblo de Dios y el pueblo argentino ora en este templo y a nuestra Madre de la Paz, Madre y Reina de la Paz, pidiendo la paz, tantas veces por los argentinos, por los guerras en los países vecinos y latinoamericanos y por las guerras mundiales, esta iglesia dedicada  a rezar donde suplicamos el fin de la guerra, porque la guerra es una derrota ante las fuerzas del mal”.

 

La buena noticia vale, y cuesta. Cuesta tiempo, fundamentalmente. Toda la producción y presentación de la noticia implica tiempo de trabajo. Pero también significa esfuerzos personales (dedicación, elaboración…) y esfuerzos económicos para el mantenimiento y renovación de los equipos y la tecnología para contar la noticia, costos de insumos, viáticos, inversión para el streaming de las misas, etc.  
Eclesia es el periódico mensual, es este portal de noticias y su extensión a las redes sociales, es el newsletter que más de 2.300 personas reciben por mail con los anticipos de las noticias. 
Con tu valoración, ante todo, y tu ayuda o tu suscripción (con débito automático mensual) Eclesia seguirá mostrando y compartiendo “lo que pasa en la Iglesia”, como desde el primer día, hace ya más de 20 años.

© Eclesia. All rights reserved. Desarrollado por Diseño&Soporte.