Sí a la Vida, proclamó el país y la diócesis

Sí a la Vida, proclamó el país y la diócesis

 
Para proclamar “el valor y el respeto por la vida humana desde su concepción hasta su muerte natural”, varios grupos parroquiales de la diócesis de Lomas de Zamora se reunieron y marcharon el sábado.

Los encuentros de oración en plazas y movilizaciones tuvieron lugar -junto a concentraciones promovidas por movimientos pro-vida y miembros de iglesias cristianas de todo el país, la principal en el Congreso de la Nación- ante el anunciado comienzo para esta semana del tratamiento legislativo sobre la Interrupción Voluntaria del Embarazo.



En José Mármol, Guernica, Rafael Calzada, Claypole, Monte Grande y el Congreso Nacional, entre otros lugares, se congregaron los fieles para pedir por la defensa de la Vida (ver fotos).

La Iglesia en Argentina, a través de la Comisión Episcopal para la Vida, los Laicos y la Familia, había animado a unirse y participar de las marchas. El Departamento de Laicos (DEPLAI) de la diócesis también invitó a sumarse a la propuesta para “resguardar y custodiar la vida naciente”. El obispo diocesano, monseñor Jorge Lugones SJ, en la misa de inicio de Adviento de ayer, lamentó “cuando se atenta contra la vida de un no nacido”.

“Legalizar el aborto y dar por válidas las supuestas razones que se escuchan, profundizan y dificultan la necesaria amistad social. Legalizar el aborto en los términos que establece el protocolo ILE, sería la primera vez en nuestra Nación Argentina en democracia que una ley contenga la muerte de una persona para salvar a otra a excepción de lo establecido en el Código Penal Argentino. Creemos que éste no es el camino, sino la inclaudicable convicción de que, salvando las dos vidas, nos salvamos todos”, aseveró el organismo episcopal.

“Qué sufrimiento cuando se atenta contra la vida de un no nacido. Qué tristeza para un pueblo, qué tristeza para una Nación con tanto territorio, con tantas posibilidades de vida, atentar contra la vida”, manifestó monseñor Lugones. “Como pueblo, señaló el DEPLAI, nos hemos pronunciado anteriormente y hemos dejado en claro la opción por la vida”.

 

La buena noticia vale, y cuesta. Cuesta tiempo, fundamentalmente. Pero también significa esfuerzos (dedicación, elaboración, investigación…), mantenimiento y renovación de los equipos y la tecnología para presentar la noticia, costos del hosting y soporte de este sitio, insumos, viáticos, etc. 
Eclesia es el periódico mensual, es este portal de noticias y su extensión a las redes sociales, es el newsletter que más de 2.000 personas reciben por mail con los anticipos de las noticias. 
Con tu valoración, ante todo, y tu ayuda o tu suscripción (con débito automático mensual) Eclesia seguirá mostrando y compartiendo “lo que pasa en la Iglesia”, como desde el primer día, ya hace más de 20 años.


Gracias por valorar Eclesia