Incendian un comedor de una capilla de Temperley que alimenta a más de 1000 personas

Incendian un comedor de una capilla de Temperley que alimenta a más de 1000 personas

 
La parroquia Asunción de María (Temperley) sufrió esta madrugada el incendio intencional del comedor ubicado en la capilla Nuestra Señora de Guadalupe y San Juan Diego y que los fines de semana ofrece alimentos para más de 1000 personas.

El comedor, y también sede de las cabañas de los grupos scouts de la parroquia, se encuentra en Hungría y El Trébol, Temperley Este. A las 3 de este sábado, se sospecha, entraron a robar y cómo no pudieron llevarse nada, lo incendiaron. “Poco antes se sentían ruidos. Gracias a Dios los bomberos lograron apagarlo, nadie salió lastimado. Pero ese sector lamentablemente se redujo a cenizas y escombros”, dijo el párroco Alberto Tamborino.

“Fue una desgracia con suerte, nadie salió lastimado, las pérdidas materiales se recuperan”, contó el diácono permanente Omar Gaioli, quien describió que se perdieron mesas, sillas y elementos menores, pero lo que más lamentó fue la pérdida de las cocinas que quedaron inutilizables y que “para nosotros son fundamentales”.

La parroquia -más en este tiempo de pandemia- está haciendo un gran esfuerzo: los fines de semana, sábados y domingos, miembros de la comunidad, especialmente scouts, preparan almuerzo, merienda y cena para más de 1000 personas; en otra capilla, Santa Rosa, hay un merendero todos los días que atiende a más de 500 personas, y una olla popular se arma en un barrio muy carenciado cercano a la parroquia, que además distribuye alimentos para varias familias.

Pese a todo, los referentes y miembros de los grupos scouts trabajaron hoy, como todos los fines de semana, para seguir ayudando a las familias del barrio.

Ayudemos a la parroquia Asunción de María: en https://www.programafe.org/donar, elegí si la donación será mensual o por única vez; luego el importe predeterminado o a voluntad; y el destino de la donación: buscá la parroquia Asunción por la localidad de Temperley.

 


Gracias por valorar Eclesia