Solidaridad de la Pastoral de Adicciones con el sacerdote cuya parroquia fue baleada en Rosario

Solidaridad de la Pastoral de Adicciones con el sacerdote cuya parroquia fue baleada en Rosario


La Pastoral de Adicciones de la Diócesis de Lomas de Zamora manifestó su solidaridad con el sacerdote Juan Pablo Nuñez y su comunidad de la localidad de Larrea, al norte de Rosario, cuya parroquia y colegio recibieron impactos de bala, vinculado el hecho al “compromiso del padre Nuñez con los jóvenes afectados por el consumo de drogas, su firme postura y denuncia respecto del crecimiento del narcotráfico en la ciudad”.

Mensaje completo de la Pastoral de Adicciones

La Pastoral de Adicciones de la Diócesis de Lomas de Zamora manifiesta su solidaridad con el padre Juan Pablo Núñez, su comunidad parroquial María Reina, docentes, padres y alumnos del colegio Pablo VI, de la localidad de Larrea, al norte de Rosario, y repudia la agresión sufrida el pasado domingo 23 de septiembre.

En la madrugada de ese día, el frente de la parroquia y del colegio recibieron numerosos impactos de bala, sin que hasta el momento se halla individualizado a los responsables.

Es conocido el compromiso del padre Juan Pablo con los jóvenes afectados por el consumo de drogas, su firme postura y denuncia respecto del crecimiento del narcotráfico en la ciudad de Rosario.

 Requerimos con firmeza que el Estado proteja la integridad del padre y su comunidad, como así también que lleve adelante las diligencias necesarias para esclarecer este lamentable ataque.

Que Dios, nuestro Señor, y María Reina de la Paz protejan al padre Juan Pablo y su comunidad.

 

Pastoral de Adicciones
Diócesis de Lomas de Zamora

24 de septiembre de 2018