25 años de presencia en la diócesis de las Esclavas de Cristo Rey, a cargo de la casa de retiros “Nuestra Señora de Guadalupe”

25 años de presencia en la diócesis de las Esclavas de Cristo Rey, a cargo de la casa de retiros “Nuestra Señora de Guadalupe”

 
La casa de retiros “Nuestra Señora de Guadalupe” y la congregación a su cargo, Esclavas de Cristo Rey, celebró hoy 25 años de presencia en la diócesis, con una misa que presidió el obispo auxiliar, monseñor Jorge Torres Carbonell.

“Hoy hacemos memoria agradecida por esta casa de ejercicios espirituales, que ha permitido a tantos, cientos, miles, en 25 años, hacer la experiencia del reencuentro con el Dios que da sentido a la vida”, expresó el párroco de Sagrado Corazón (Lomas), presbítero Luis Ausili, en la homilía.

Por su parte, la hermana Maria Jesús, responsable de la comunidad religiosa que sostiene y anima la casa, evocó a monseñor Collino, quien “con su ayuda y consejo, empezamos a dar los primeros pasos en esta casa”. Y agradeció “a la diócesis que nos acogió con especial predilección”.

Postales de un día de fiesta

La construcción de la casa y la presencia de las Esclavas de Cristo Rey, en efecto, fue promovida por el obispo diocesano de entonces, monseñor Desiderio Collino. 

La misma, ubicada en Juan de Garay 1147, en Luis Guillón, es la sede anual del Encuentro Sacerdotal de Pastoral y el retiro espiritual que los presbíteros de la diócesis realizan todos los años en septiembre, y también casa para retiros, convivencias y jornadas de oración destinada a religiosas, laicos y sacerdotes de todo el país.

Más definiciones de la homilía, palabras de la hna. María Jesús y fotos en la edición de noviembre de Eclesia.