Nuevo año lectivo para directivos de colegios con muchos desafíos

Nuevo año lectivo para directivos de colegios con muchos desafíos


Con motivo del inicio del ciclo lectivo 2019, los representantes legales y directivos de los colegios e institutos de la diócesis participaron esta mañana de una misa en la catedral Nuestra Señora de la Paz que fue presidida por el presbítero Jorge Rodriguez.

En la celebración organizada por la Junta Regional de Educación Católica (JUREC), el sacerdote vicario de la parroquia La Santa Cruz (Fiorito) y Coordinador general de la pastoral de los colegios católicos en todos sus niveles recordó a los directivos que “nuestra misión evangelizadora es fundamental en el ámbito educativo”.

“Este año -dijo el presbítero Rodríguez- se nos presenta con muchos desafíos en diferentes ámbitos, como por ejemplo, en el de profundizar el trabajo que se realiza en las comunidades educativas en materia de `Educación Integral de la Sexualidad´”. Y agregó: “Sabemos que vivimos en una sociedad que cuestiona y hasta rechaza los valores del evangelio. Pero qué importante es tener en cuenta las palabras del papa Francisco en su encuentro con la Congregación para la Educación Católica: `Los institutos educativos están llamados en primera línea a poner en práctica la gramática del diálogo que forma en el encuentro y la valorización de las diversidades culturales y religiosas´”.

Las fotos de la misa por el nuevo año lectivo

Además, señaló que “hoy estamos llamados desde nuestro quehacer en la escuela a desafiar esta globalización de la indiferencia con gestos concretos, porque eso nos da la posibilidad de encarar el futuro con esperanza”.

Recordó las prioridades diocesanas para el trienio 2017-2019 y se centró en la referida a los jóvenes, por lo que animó: “Seguir trabajando en esta línea y comprometernos en gestos concretos que sean suscitados por la experiencia creyente del encuentro con el Señor, impulsará a nuestros alumnos a vivir aquello de San Pablo: “Para los que somos de Cristo solo cuenta la fe que obra por la caridad” (Gal. 5,6).