Culminó la visita “ad limina” con una misa en la basílica de Santa María La Mayor

Culminó la visita “ad limina” con una misa en la basílica de Santa María La Mayor


En el último día de la visita “ad limina Apostolorum”, los obispos de la Región Buenos Aires celebraron hoy una misa en la basílica de Santa María La Mayor. Un día después del encuentro con el papa Francisco, el titular de la diócesis de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones SJ, y el auxiliar, monseñor Jorge Torres Carbonell, dieron sus impresiones de la audiencia con el Santo Padre.

Monseñor Lugones contó que “esta mañana (ayer) bien temprano celebramos una misa en la tumba del Apóstol San Pedro, donde recé por toda la diócesis. Y luego tuvimos una audiencia extensa e intensa con el Santo Padre, donde hablamos especialmente de la Iglesia en el mundo y sus diferentes situaciones”.

Postales de la basílica de Santa María La Mayor

Monseñor Torres Carbonell, por su parte, destacó: “La figura del Santo Padre no me deja de sorprender, que él sea el Papa, estoy agradecido que haya sido mi obispo durante 20 años, lo veo a él y contemplo la figura de Pedro, a alguien que nos está mostrando el diálogo en el mundo, entre nosotros, el acompañamiento, lo que nos ayuda a construir la iglesia y a aportar al mundo un mensaje de vida cristiana”.

Reveló que el Papa, en la charla, citó el evangelio de Mateo 25 y recordó la Jornada Mundial de los Pobres del Año de la Misericordia, “que nos dejó el programa que tenemos para la vida de la Iglesia, que es Evangelii Gaudium”.

También dijo que “como consagrados, lo mismo para todo creyente, que anunciemos a Cristo con la vida”, nos recordó. “Más bien me quedé en silencio, escuhándolo, para que me siga llenando la figura de Pedro; como hermano en el episcopado, en definitiva, el es un padre para mi, por eso deseo que nos siga guiando; al final nos dio la bendición, que se extiende para todos ustedes de la diócesis”.

Misa en Santa María La Mayor (Fotos: Oficina de Prensa de la CEA / Eclesia) 

Con la misa de esta mañana, que presidió el obispo de Morón, monseñor Jorge Vázquez, los 29 obispos de la delegación de la Región Buenos Aires peregrinaron a las cuatro basílicas papales: el lunes acudieron a San Juan de Letrán, el jueves estuvieron en San Pablo Extramuros, ayer -antes del encuentro con el Papa- rezaron en la tumba del Apostol de la basílica de San Pedro y hoy completaron una de las actividades centrales de la visita “ad limina” con la presencia en Santa María La Mayor.

Además, todos estos días, en otro de los ejes centrales de la peregrinación a Roma, los prelados visitaron los distintos Dicasterios y Congregaciones de la Santa Sede para compartir la realidad de las diócesis.

Un templo dedicado a la Virgen María

Al culminar hoy la visita “ad limina” del grupo de la Región Buenos Aires, mañana comienza la visita del último grupo de obispos argentinos pertenecientes a las regiones Patagonia, Centro, Cuyo y NOA.