Misa en la basílica de San Juan de Letrán para comenzar el segundo día de la visita “ad limina”

Misa en la basílica de San Juan de Letrán para comenzar el segundo día de la visita “ad limina”


(#AdLimina #Dia2) En el inicio de la segunda jornada de la visita “ad limina Apostolorum”, los obispos de la Región Buenos Aires celebraron esta mañana una misa en la basilica de San Juan de Letrán, y a continuación se dirigieron a la Congregación para la Educación Católica, la Congregación para el Clero y al Pontificio Consejo para la Cultura.

El obispo de Merlo-Moreno, monseñor Fernando Maletti, presidió la Eucaristía que concelebraron los obispos de la arquidiócesis porteña y de 12 diócesis del Gran Buenos Aires, junto al titular del Obispado Castrense y de la Eparquía de Ucrania.

Mientras esperan el encuentro del viernes con el papa Francisco, los obispos visitarán durante toda la semana los distintos Dicasterios y Congregaciones de la Santa Sede. Hoy comenzaron por la Congregación para la Educación Católica, la Congregación para el Clero y el Pontificio Consejo para la Cultura. Previamente a este viaje -para favorecer las reuniones previstas-, los obispos enviaron un informe a estos organismos describiendo la realidad pastoral de las diócesis.

Recuerdos de la basílica de San Juan de Letrán

La basilica de San Juan de Letrán es una de las cuatro basílicas mayores (o papales) del mundo. Fue la primera basílica que tuvo la Iglesia Católica y actualmente es la catedral de la diócesis de Roma, donde se encuentra la sede episcopal del obispo de Roma, es decir, el Papa.

La archibasílica papal, en realidad, tiene como advocación oficial: “Santísimo Salvador y de los santos Juan Bautista y Juan Evangelista”, pero es más conocida como basílica de San Juan de Letrán

------------------------------------------------------------------


(#AdLimina #Dia1) Con una misa en la Iglesia Argentina en Roma, los obispos de la Región Buenos Aires -entre ellos, el titular de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones SJ, y el auxiliar, monseñor Jorge Torres Carbonell- comenzaron hoy la visita “ad limina Apostolorum”, que incluye un encuentro con el papa Francisco y la visita a los distintos Dicasterios y Congregaciones de la Santa Sede.

El obispo de Avellaneda-Lanús, monseñor Rubén Frassia, presidió la misa que concelebraron los obispos de la arquidiócesis porteña y de 12 diócesis del Gran Buenos Aires, junto al titular del Obispado Castrense y de la Eparquía de Ucrania.

Monseñor Torres Carbonell, por su parte, compartió las expectativas del grupo: “Esta visita tiene particularmente el venir a la casa de Pedro, que nos confirme en la fe, que nos bendiga. Queremos vivir este momento tan especial del mundo y la Iglesia como un desafio que nos compromete en nuestra labor pastoral, estando junto al pueblo de Dios para comprenderlo, anunciando a Jesús. Esto, también, es lo que nos enseña Francisco; queremos vivirlo en plenitud”.

“En esta visita le pedimos al Santo Padre que nos confirme en nuestro Ministerio Episcopal siendo fieles a Jesucristo y a todo el Magisterio que Él esta haciendonos presente, muy certero, en este complejo tiempo del mundo en que nos toca vivir”, dijo.

Postales de la misa

En total son 29 obispos, entre diocesanos, auxiliares y eméritos, los que integran el segundo grupo de obispos argentinos que llevarán a cabo esta visita -prescrita en el Código de Derecho Canónico (cánones 399 y 400)- hasta el próximo sábado 11 de mayo.

Un primer grupo de obispos de las regiones NEA, Platense y Litoral, cabe recordar, ya vivió la semana pasada esta peregrinación. La semana que viene, luego de la estadía de los pastores de la Región Buenos Aires, será el turno de los obispos de las regiones Patagonia, Centro, Cuyo y NOA, quienes cumplirán con la misma obligación.

El arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Poli y el obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor Oscar Ojea, forman parte del grupo que hoy comenzó la visita “ad limina”, junto a monseñor Jorge Lugones SJ (Lomas de Zamora), Gabriel Barba (Gregorio de Laferrere), Miguel Angel D'Annibale (San Martín), Rubén Frassia (Avellaneda-Lanús), Eduardo García (San Justo), Fernando Maletti (Merlo-Moreno), Damián Nannini (San Miguel), Carlos Tissera (Quilmes), Jorge Vázquez (Morón), Pedro Laxague (Zárate-Campana), Santiago Olivera (Castrense) y Daniel Kozelinski Netto (Ucranio).

Entre los obispos auxiliares se encuentran: Juan Carlos Ares (Buenos Aires), Alejandro Giorgi (Buenos Aires), José Baliña (Buenos Aires), Gustavo Carrara (Buenos Aires), Enrique Eguía Seguí (Buenos Aires), Ernesto Giobando SJ (Buenos Aires), Jorge Torres Carbonell (Lomas de Zamora), Guillermo Caride (San Isidro), Martín Fassi (San Isidro), Marcelo Julián Margni (Quilmes), Eduardo Miñarro (Merlo-Moreno) y Han Lim Moon (San Martín).

Completan la delegación los obispos eméritos de San Isidro, monseñor Jorge Casaretto, y el de San Martín, monseñor Guillermo Rodríguez-Melgarejo. En este grupo también se encuentra el arzobispo de Salta, monseñor Mario Cargnello, quien por una cuestión de agenda no podrá acompañar al tercer grupo, como le correspondía.

Con una misa en la basilica de San Juan de Letrán, mañana lunes bien temprano se iniciará la segunda jornada de la visita “ad limina” que se completará con la visita a los Dicasterios y Congregaciones previstos.

La peregrinación y celebración de la Eucaristía en las cuatro basílicas papales de Roma (San Pedro, San Juan de Letrán, San Pablo Extramuros y Santa Maria La Mayor), las reuniones con los Dicasterios de la Curia Romana, el homenaje en las tumbas de los Apóstoles Pedro y Pablo, y el encuentro con el Santo Padre, constituyen las actividades centrales de la semana. El viernes 10, el papa Francisco recibirá a este grupo de obispos.

Iglesia Nacional Argentina

La iglesia Argentina en Roma o Iglesia Nacional Argentina, ubicada en el número 81 de la avenida Regina Margherita, frente a la plaza Buenos Aires, en la capital italiana, tiene como advocación patrona a Nuestra Señora de los Dolores.

“En Roma hay varias naciones que poseen un templo dedicado especialmente a representar a la Iglesia Católica de sus países en esta ciudad y diócesis romana, que es cabeza y madre de todas las iglesias del mundo, es como el corazón de toda la Iglesia católica”, informó oportunamente la agencia AICA. 

La Iglesia Nacional Argentina depende directamente de la Conferencia Episcopal Argentina. Allí se celebran anualmente los actos religiosos patrióticos del 25 de Mayo y del 9 de Julio, y funciona también el Colegio Sacerdotal Argentino, que tiene la misión de albergar a sacerdotes argentinos de las diversas diócesis, que realizan sus estudios en las universidades pontificias e institutos superiores de Roma. 

* Fotos: gentileza de la Oficina de Prensa de la C.E.A.