A 500 años de la primera misa en territorio argentino

A 500 años de la primera misa en territorio argentino


En conmemoración de los 500 años de la primera misa celebrada en territorio argentino, el obispo de Río Gallegos, mons. Jorge García Cuerva, presidió este mediodía una misa donde expresó que “en este duro contexto de epidemia, estos 500 años de la primera misa nos anime en el deseo de compartir lo que somos y lo que tenemos para que realmente todos se sientan invitados a la mesa grande de la Argentina”. El papa Francisco envió un mensaje para la ocasión.

En su homilía, el obispo advirtió que “nos hemos acostumbrado a comer el pan duro de la desinformación, el pan viejo de la indiferencia y la insensibilidad, estamos empachados de panes sin sabor fruto de la intolerancia, el pan agrietado por el odio y la descalificación”, pero animó a pedir: “tenemos hambre Señor del pan de tu Palabra, capaz de abrir nuestros encierros y soledades, hambre de fraternidad, para que la indiferencia, el descrédito y la descalificación no llenen nuestras mesas y no tomen el primer puesto en nuestro hogar”.

Y agregó: “En este duro contexto de epidemia, estos 500 años de la primera misa nos anime en el deseo de compartir lo que somos y lo que tenemos para que realmente todos se sientan invitados a la mesa grande de la Argentina”.

“Nosotros también como país y como Iglesia, en estos 500 años hemos perdido mucho: perdimos esperanzas, oportunidades de desarrollo, tantos hermanos, así, nos quedamos llorando sobre la nostalgia de lo que alguna vez fuimos o tuvimos, o perdemos también los miedos, y entonces como Magallanes nos animamos a la aventura, la aventura de construir un país más justo, la aventura de descubrirnos hermanos, la aventura de multiplicar la esperanza, la solidaridad, alimentados por el pan de vida que está entre nosotros hace 500 años”.

Al final, monseñor García Cuerva leyó el mensaje que el papa Francisco envió para hoy (ver aparte en adjunto).

El 1 de abril de 1520, un Domingo de Ramos, el sacerdote español Pedro de Valderrama celebró la primera misa por orden de Hernando de Magallanes, navegante portugués que realizó la primera expedición europea desde el océano Atlántico hacia el océano Pacífico, descubriendo así lo que hoy se conoce como el Estrecho de Magallanes.


Gracias por valorar Eclesia