Por las prioridades diocesanas y las víctimas del terremoto en México, rezaron los docentes

Por las prioridades diocesanas y las víctimas del terremoto en México, rezaron los docentes


Con el lema: “Maestro, ayúdanos a ser cireneos en el camino de la Educación”, se desarrolló hoy el Congreso Diocesano de Educación, que reunió a los miembros de los colegios católicos - representantes legales, directivos, profesores y maestras-. El obispo titular, monseñor Jorge Lugones SJ, acompañó la jornada y presidió al mediodía una misa.

Convocado por la Junta Regional de Educación Católica (JUREC), el encuentro se hizo en el colegio San José (Burzaco) y contó con la presencia de varios disertantes. La directora general de la JUREC, Dra. Balbina Chávez, realizó la apertura del Congreso, que también tuvo la presencia de docentes de escuelas estatales y privadas de la región y estudiantes de Profesorados.

Todas las fotos del Congreso de Educación

Congreso Diocesano de Educación 2017

En su homilía, el obispo llamó a los docentes a “cirenear” en las comunidades educativas: “Cuántos Cristos tenemos en nuestra vida para acompañar y cirenear. Pero no olvidemos que el primero que nos ayuda a llevar la cruz es Jesús, la cruz de cada dia y de cada uno la llevamos con el Señor, no solos, entonces si, podemos cirenear. Que el Espíritu Santo nos guie e ilumine para poder cirenear en medio de nuestra propia humanidad”.

“Así como el padre Pío, cuya memoria celebramos hoy, lo hizo desde la escucha, Dios utiliza esta humanidad nuestra para cirenear, esto es lo grande del Maestro Jesús, que nos utiliza a nosotros, con nuestros límites, para poder sembrar algo lindo que de fruto”, aseguró.

En vísperas del “Domingo bíblico”, monseñor Lugones convocó a conformar grupos REDd -Reflexión Evangélica Diocesana domiciliaria- en los propios colegios, “para compartir el evangelio del domingo en pequeñas comunidades”.

Concelebraron la Eucaristía el presbítero Mario Inchauspe, Delegado del Consejo Económico Diocesano para los asuntos jurídicos y económicos de la JUREC, y el presbítero Jorge Rodriguez, que acompaña la pastoral de los colegios católicos en todos sus niveles.

En el inicio del Congreso, los docentes rezaron por las victimas y heridos del terremoto que sufrió México en esta semana, y se sumaron con la oración por las prioridades diocesanas.