Mensaje del Obispo en la apertura de la Asamblea del Pueblo de Dios

Mensaje del Obispo en la apertura de la Asamblea del Pueblo de Dios

 

En la apertura de la “Asamblea del Pueblo de Dios” -que esta tarde reúne a la diócesis en el colegio San Jose (Burzaco), para seguir “caminando juntos hacia una Iglesia abierta, solidaria y misionera-, el obispo diocesano, monseñor Jorge Lugones sj, recordó que la Exhortación Apostólica de Francisco “Evangelii Gaudium” es “realmente nuestra guía pastoral”, que “propone la integración de las instituciones y movimientos eclesiales a la parroquia y a la diócesis”.

“Esta es una deuda pendiente, en la que muchos aún viven de la historia de sus instituciones y movimientos y no han evolucionado al toque del Espíritu que invita al desafío, al coraje de transformarse y salir de sus estructuras”, dijo.

Al remarcar la necesidad de tener más grupos REDd (“Reflexión Evangélica Domiciliaria diocesana”) en las comunidades, expresó su deseo para la diócesis de “ver la realidad desde sus márgenes, desde las periferias existenciales y asociarnos, implicarnos en aliviar la carne de Cristo. En comunidad podemos y debemos recrear la fe en su dimensión social y la esperanza en Jesucristo que desde el Evangelio se compromete y nos promete el verdadero amor de un Dios con rostro de misericordia, dispensador de vida, lleno de ternura, y en una Iglesia que vive la opción preferencial en el servicio de los empobrecidos, débiles y sufrientes”.

Ver mensaje completo en adjunto (abajo)