Los diáconos permanentes vivieron un retiro

Los diáconos permanentes vivieron un retiro

 
Un retiro de oración y silencio vivieron los diáconos permanentes de la diócesis este fin de semana en la casa “Nuestra Señora de Guadalupe” (Luis Guillón).


El presbítero Armando Germán fue el predicador del encuentro que comenzó el viernes y culminó este mediodía, y tuvo como ejes de reflexión la comunión diaconal, la comunión con los obispos y sacerdotes, y la identidad propia de “ser signo de Cristo servidor”.


El retiro tuvo mucha oración, clima de silencio, rezo de la liturgia de las horas, un “momento emotivo” de oración por los diáconos fallecidos (solo este año, Hernán Cortez -catedral Nuestra Señora de la Paz-, Victor Ozuna -Nuestra Señora del Tránsito, Ministro Rivadavia-, y Roberto Gallardo -Nuestra Señora de Luján, Claypole-), adoración al Santísimo, misas y después de cada charla del disertante, momentos fuertes de reflexión personal.

Actualmente, la diócesis de Lomas de Zamora -una de las jurisdicciones eclesiásticas del país con más diáconos permanentes- cuenta con 72 ordenados que desarrollan su ministerio en las distintas parroquias y capillas.

Fotos gentileza: D.P. Sebastián González