Fidelidad al ministerio: 50 años de sacerdocio del “padre Mirko”

Fidelidad al ministerio: 50 años de sacerdocio del “padre Mirko”


El obispo diocesano, monseñor Jorge Lugones sj, presidió esta noche una misa de acción de gracias con motivo de los 50 años de ordenación sacerdotal de monseñor Mirko Grbec, párroco de Nuestra Señora de Itatí (Banfield).


Concelebraron la Eucaristía los obispos auxiliares de la diócesis, monseñor Jorge Vázquez y monseñor Jorge Torres Carbonell, y los sacerdotes presentes.


Acompañaron al padre Grbec numerosos familiares y fieles de las parroquias que guió durante los 50 años de su ministerio: Santos Pedro y Pablo (Burzaco), Nuestra Señora de Luján (Longchamps), la catedral Nuestra Señora de la Paz (Lomas) y de Nuestra Señora de Itatí, por supuesto, comunidad de la que fue su primer párroco y ahora dirige pastoralmente de nuevo.


El 3 de diciembre de 1966, en la catedral Nuestra Señora de la Paz, el obispo diocesano de entonces, monseñor Alejandro Schell, ordenaba presbítero a Mirko Grbec, junto a tres seminaristas más.

Fotos del día de la ordenación y video-entrevista al padre Mirko

Cómo fue su infancia en un campo de refugiados en Austria, su inquietud vocacional desde chico, el ser sacerdote y el valor de la Virgen María en su ministerio, lo cuenta el “padre Mirko” en una entrevista que forma parte de la edición de diciembre de Eclesia.


"Soy feliz de ser sacerdote", aseveró el padre Grbec al dirigir unas palabras a los presentes en la misa.