El obispo y directivos de colegios agradecieron el final del año lectivo

El obispo y directivos de colegios agradecieron el final del año lectivo


En la catedral Nuestra Señora de la Paz, y con la presencia de los representantes legales y directivos de los colegios e institutos de la diócesis, el obispo titular, monseñor Jorge Lugones SJ, presidió esta mañana una misa de acción de gracias por el final del año lectivo.

En su homilía, el obispo agradeció “la tarea educativa de este año de directivos, docentes y auxiliares que en gran número están presentes en los establecimientos de la diócesis”. Y recordó a los responsables de conducir las escuelas la necesidad de “ayudar a otros a que se formen en los ideales” que conducen al Bien Común y “en la esperanza que es Jesucristo”.

La celebración de la Eucaristía fue convocada por la Junta Regional de Educación Católica (JUREC), cuya directora general, Dra. Balbina Chávez, y secretaria, profesora Graciela Halamaj, estuvieron presentes. Asistieron, entre otros, R.L. y directivos de los diferentes niveles de los colegios.

Ver todas las fotos

Misa por el final del año lectivo 2017

Concelebraron la Eucaristía el presbítero Mario Inchauspe, Delegado del Consejo Económico Diocesano para los asuntos jurídicos y económicos de la JUREC; el presbítero Jorge Rodriguez, que acompaña la pastoral de los colegios católicos en todos sus niveles; y los presbíteros Alberto Tamborino y Roque Villano, a cargo de la pastoral de sus respectivos colegios parroquiales.

La invitación a pasar “de habitantes a ciudadanos”, como en su momento lo planteó la Iglesia, es lo que también remarcó monseñor Lugones en la misa, y animó a “asumir responsabilidades con esperanza, a pesar de contradicciones que puedan existir”.

Entre otras actividades del 2017, la JUREC organizó este año el Congreso Diocesano de Educación y ofreció el curso de formación de directivos.