En Luján, sacerdotes de la región rezaron por el papa Francisco a cinco años de su elección

En Luján, sacerdotes de la región rezaron por el papa Francisco a cinco años de su elección


Para celebrar el V° aniversario de la elección del papa Francisco, junto a la Virgen de Luján y en torno a la figura del Cura Brochero, los obispos y sacerdotes de la Región Buenos Aires -entre ellos los de la diócesis de Lomas de Zamora- se reunieron hoy bajo el lema: “Apacienta a mi Pueblo”.

El encuentro de presbíteros comenzó con la misa en la basilica de Nuestra Señora de Luján que presidió el obispo de Morón, monseñor Jorge Vázquez, quien hoy además cumple años.

El nuevo aniversario de la elección de Francisco y la fiesta de San José del Rosario Brochero, “Cura Brochero”, patrono del clero argentino, que la Iglesia evoca el 16 de marzo, son “dos acontecimientos estrechamente ligados que expresan un don de Dios para la Iglesia en Argentina y a la vez un desafío”, señaló monseñor Vázquez en su homilía.

“Los tiempos han madurado y la providencia ha querido que el primer papa latinoamericano, argentino, canonizara al primer santo argentino de tierra adentro, el Cura Brochero, cuya figura nos desafía y nos anima a renovar sobretodo el entusiasmo para vivir con pasión nuestro ministerio, pasión que en él es inagotable, no busca otra cosa que es servir a su gente, estando entre la gente; su liderazgo es el servicio, comparte la vida, las necesidades de su gente, sus luchas, encarnando al Buen Pastor”, subrayó.

Todas las fotos de la misa

Encuentro de sacerdotes de la Región Buenos Aires (2018)

Por eso, reconoció que “en la casa de nuestra Madre, la Virgen de Luján, Madre del pueblo del cual formamos parte, en ese pueblo se hunden nuestras raíces, sobretodo en su gente, en su experiencia histórica, en su cultura, en sus gozos y esperanzas, en sus angustias y luchas, mirando a la Virgen profundizamos nuestra pertenencia al santo pueblo fiel de Dios”.

Monseñor Vázquez valoró también el camino pastoral como Región Buenos Aires y la formación permanente de los sacerdotes: “Encomendamos a la Virgen nuestro camino como región, una adquisición valiosísima nuestro caminar como región, y especialmente en este encuentro y en este espacio profundizar lo referido a la formación permanente”.

“El fundamento de la formación permanente radica en que todos somos sacerdotes que nos vamos configurando con el corazón del Buen Pastor. El lugar de la formación permanente es la vida misma, no se trata de cursos, pero el primer ámbito en el que se desarrolla la formación permanente es la fraternidad presbiteral. Le pedimos a la Virgen que ella, como madre nuestra, nos alcance gracias para renovar nuestros vínculos fraternos; además el pueblo de Dios quiere vernos hermanos, que realmente nos queremos”, dijo.

Seguinos en Fb.

Luego de la misa, los sacerdotes se dirigieron a la Villa Marista, donde tuvieron un momento de reflexión en relación al lema del encuentro a cargo de monseñor Martín Fassi, obispo auxiliar de San Isidro.

Varios sacerdotes de la diócesis -junto al obispo titular, monseñor Jorge Lugones SJ, los auxiliares, monseñor Jorge Torres Carbonell y monseñor Jorge Ignacio García Cuerva, y el vicario general, presbítero Hugo Barrios- concelebraron la Eucaristía y participaron del encuentro fraterno.